Prensa
6 de agosto 9:20 pm

Se publican en Excélsior estos telegramas dirigidos al presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz.

Estudiantes y profesores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM determinaron en asamblea sumar al profesorado a la huelga estudiantil, que se abran las aulas para estudiar el problema político y que Radio Universidad ceda 30 minutos diarios para difundir las novedades del movimiento.

Lo que se puso a funcionar el 26 de julio con la agresión policiaca a la manifestación estudiantil es un complot reaccionario puesto en práctica por funcionarios con mentalidad de gendarme. Tales acontecimientos son productos de métodos de gobierno que no deben seguir usándose, los métodos de la imposición oficial a toda costa.

Se ha inculpado de pretendidos actos delictuosos a estudiantes, maestros y militantes del Partido Comunista Mexicano. Responsabilizamos a los jefes policiacos que se lanzaron contra la juventud.

Exigimos la liberación de las personas encarceladas.

La Escuela Nacional de Egresados de las Escuelas Superiores para Hijos de Trabajadores aseguró que el estallido de la violencia fue provocado por elementos del espionaje internacional, especialmente por la Agencia Central de Inteligencia para facilitar la intervención armada del imperialismo.

Solicita termine la persecusión a los grupos revolucionarios y de la izquierda nacional.

El mitin de ayer es importante porque ahí se formalizaron, por primera vez, nuestras demandas. La lucha se centra en ellas.

Además, con el plazo de 72 horas que fijamos para que el gobierno resuelva, alcanzamos un triunfo: la consolidación definitiva de la huelga permanente en el D.F. y el inicio de la huelga nacional.

 

El día de ayer sí llegamos a temer un choque entre las dos manifestaciones, la nuestra y la del FNET, pero eso no ocurrió por la sencilla razón de que nuestra columna fue de no menos de 50 mil estudiantes, mientras que la de la FNET probablemente aglutinó a 800.

Prensa
6 de agosto 1:30 pm

Antonio Ortega, reportero de Excélsior, destaca el orden en que se hizo la manifestación del IPN. Señala que hubo encendidas arengas con críticas al sistema gubernamental, a funcionarios que autorizaron el allanamiento de recintos de estudio y el ataque a estudiantes, contra los líderes corruptos (entre ellos, los dirigentes de la FNET) e informadores de la opinión pública que desvirtúan la verdad.

En el mitin, los oradores pidieron la destitución de Luis Cueto y Raúl Mendiolea, jefe y subjefe de la Policía Preventiva, así como de otros mandos “responsables del brutal y sangriento ataque a los estudiantes”.

Hoy la Confederación de Jóvenes Mexicanos respalda las demandas estudiantiles. Responsabiliza a las fuerzas de la derecha del país del actual clima de agitación propiciado por la CIA y el FBI con el fin de modificar la política nacional e internacional.

La FNET trata de encauzar el movimiento de forma adecuada. En cambio, el Comité Coordinador de Huelga del IPN, que por cierto es minoritario, lo está canalizando hacia la próxima campaña electoral. Está incitando a los estudiantes a quemar autobuses y a causar daños a particulares, pues está infiltrado por agentes de la CIA y del comunismo internacional.

Ahí les dejo la portada de Excélsior, menciona la marcha de ayer y el orden en que se desarrolló.  Yo destaco la unidad que logramos y que ahí se presentó formalmente nuestro pliego petitorio.