Sobre el atentado a los autos, se dice que fue perpetrado cerca de las 20:00 en los alrededores del Museo de Antropología. Se estima que los daños sobrepasan los 300 mil pesos, y que ocho vehículos fueron declarados desaparecidos.

Informes recabados por prensa indican que los agresores estaban uniformados de blanco y que casi todos los cristales y parabrisas de los autos quedaron destruidos, las llantas fueron ponchadas con objetos punzocortantes. Estaban estacionados sobre Milla y Acuario, cerca de Reforma.

También se dice que un profesor que estaba en el lugar escuchó una orden en el sentido de que se disparara contra quien se acercara para impedir que fueran destruidos esos vehículos.

Un clima de terror y confusión se ha impuesto en el país, en vísperas de los XIX Juegos Olímpicos.

Los estudiantes, sin embargo, tuvimos otra oportunidad de demostrar la enorme fuerza que hemos logrado al realizar la manifestación silenciosa, que simboliza una humillación para las autoridades.

El temor queda atrás, la confusión, los rumores, los conflictos internos. Nos enteramos de que el gobierno calculó que la manifestación no pasaría de 10 mil personas… la asistencia fue de 300 mil… una sola medida ha levantado y reestructurado el movimiento, porque no hacía falta sino una cosa: devolver la confianza en nuestras propias fuerzas y encontrar un sentido a las tareas concretas, al trabajo común, y eso se ha logrado con esta manifestación.

Se informa a la opinión pública que esta noche tres autos Rambler de color amarillo causaron daños a aproximadamente 200 vehículos; eran conducidos por individuos que vestían uniformes blancos, como si fueran estudiantes de medicina.

 

Estudiantes y maestros que regresan al lugar de origen de la manifestación encuentran que varios vehículos en los que se habían transportado han sido apedreados, y sus neumáticos están sin aire. Atribuyen estas averías a elementos del gobierno.

Según guardias del Museo, una pareja de novios y otro testigo, un grupo de los atacantes huyó a bordo de una camioneta Rambler amarilla; dos motociclistas de tránsito pretendieron darles alcance, pero dos de aquellos esgrimieron sendas ametralladoras, ante lo cual los vigías de circulación desistieron de su empeño

El reporte de la marcha:

Hoy, a las 17:35 se inició una marcha estudiantil en el Museo Nacional de Antropología e Historia, con efectivo aproximado de 10 mil participantes, desplazándose por Paseo de la Reforma-Avenida Juárez-5 de mayo y Zócalo, en donde realizaron un mitin y se dispersaron posteriormente.

Prensa
13 de septiembre 10:20 pm

Información de reporteros de Excélsior:

Termina el mitin. (Los participantes) Lanzan al aire luces de colores y cohetes, prenden antorchas y entonan el Himno Nacional, entre gritos de alegría y porras.

Información 2018
13 de septiembre 10:13 pm

Cerca de 20 mil personas replicaron este jueves la marcha del silencio de 1968. La demanda central de los “nietos del 68” fue acabar con el porrismo en los espacios estudiantiles.

Prensa
13 de septiembre 9:20 pm

Durante dos horas y veinte minutos han estado llegando contingentes al Zócalo. Los últimos están entrando ahora. La manifestación ha sido ordenada, y durante el recorrido los estudiantes repartieron propaganda en la que dan a conocer su pliego de peticiones.

Con información de Excélsior.

Me toca hablar en el mitin:

“El silencio en que hemos marchado es nuestro fuerte grito de protesta; este silencio es mucho más elocuente que las palabras violentadas ayer por las bayonetas… nuestro poder radica en la justicia de nuestras demandas, en el apoyo de los trabajadores y en las razones que históricamente nos asisten.

Somos conscientes de que el poder gubernamental puede destruirnos usando sus tanques y soldados, pueden masacrar a los estudiantes y al pueblo, pero nunca, nunca podrán doblegarnos, nunca podrán convencernos de que vivir amordazados y de rodillas es el camino de nuestro pueblo.”

 

La compañera Roberta Avedaño, que junto con otros compañeros forma la comisión encargada del estudio del artículo 145, toma ahora la palabra:

“El artículo 145… es un instrumento de represión política, que atenta contra las garantías incdividuales y contra el sentido mismo del artículo 39 constitucional, impidiendo el libre juego de la soberanía del pueblo.

Exhorto a continuar recogiendo millones y millones de firmas a favor de la derogación de este artículo”.

El primer orador en el mitin es un estudiante de Chihuahua:

“No nos afectan los ataques, ni la injuria, ni la represión. La historia nos pondrá en su sitio a cada cual. Se nos acusa de intransigentes… el intransigente es el gobierno, que pretende discutir los problemas del pueblo a espaldas del pueblo.

Sabemos que tenemos responsabilidad como estudiantes… pero no podemos anteponer el interés mezquino de llegar a ser médico o abogado para enriquecernos con una profesión. Nuestra primera responsabilidad es saber ser mexicanos y cumplir con la obligación de luchar al lado del pueblo.”

 

 

Prensa
13 de septiembre 8:05 pm

Según el reporteros de El Día:

Inicia el el mitin en el Zócalo.

Los estudiantes dan la bienvenida a la representación de la Central Campesina Independiente (CCI), que dirige Danzós Palomino, y a la del Movimiento Revolucionario del Magisterio, que dirige Othón Salazar; a unos 30 trabajadores electricistas y a grupos de petroleros, padres de familia, a un contingente de maestros universitarios y a residentes del pueblo de Topilejo”.

Llegan a la Plaza de la Constitución unas 40 mil personas. Se calcula que 10% es del sexo femenino, 25% del pueblo en general; entre éstos, 100 taxistas con sus familias, petroleros, ferrocarrileros, campesinos de la CCI comunista, habitantes de Topilejo y Distrito Federal, comerciantes en pequeño, vendedores ambulantes, electricistas, padres de familia, etcétera.

El resto lo forman estudiantes de la UNAM, IPN, de la Nacional de Maestros, de Chapingo, de la Universidad de Puebla, Veracruz y de la Iberoamericana.

Después de haber recorrido Paseo de la Reforma, Juárez, Madero y 5 de mayo, la manifestación llega Zócalo. La prensa calcula más de 25 mil personas ocupando la Plaza de la Constitución.

En breve iniciará el mitin de la gran manifestación del silencio.

En la manifestación circula este volante:

“Pueblo Mexicano:

Puedes ver que no somos unos vándalos ni unos rebeldes sin causa, como se nos ha tachado con extraordinaria frecuencia. Puedes darte cuenta de nuestro silencio.”

 

Mucha gente observa la manifestación llorando, porque de una manera tranquila y plena de dignidad se hace sentir la decisión de estudiantes de no dejarse intimidar por las palabras amenazantes del presidente.

La disciplina es absoluta.

Ninguna manifestación me ha llegado tanto. Siento un nudo en la garganta y aprieto fuertemente los dientes.

Con nuestros pasos vengamos, en cierta forma, a Jaramillo, a su mujer embarazada, asesinados; a sus hijos muertos. Vengamos tantos años de crímenes a mansalva, silenciados, tipo gángster.

 

Carlos Monsiváis
Periodista y cronista
13 de septiembre 6:50 pm

La Manifestación del Silencio es el acto más elocuente del movimiento… cunde la solemnidad súbita. Un proyecto de nación se prueba a sí mismo con el esparadrapo en las bocas, los rostros “de presidium”.

200 o 300 mil manifestantes… se ciñen a dos propósitos: no aceptar las provocaciones…y acercarse a la poesía de las situaciones… (esta manifestación) es el clímax político y emocional del movimiento.

 

Carlos Monsiváis
Periodista y cronista
13 de septiembre 6:20 pm

Se organiza la “manifestación de las aceras”, que aplaude, incita al orgullo, arroja flores y confeti. Acuden madres de familia, casi todo el pueblo de Topilejo (este día, quien tiene aspecto de campesino parece de Topilejo), obreros, burócratas, lo que le resta a la ciudad de la vieja izquierda.

Prensa
13 de septiembre 6:10 pm

Según información de El Día: ante el Monumento a la Independencia, a la altura del Caballito y por toda Avenida Juárez la gente bate palmas en honor de los estudiantes.

Hay vítores y desde algunas ventanas los espectadores devuelven el signo de la V.

Ante la imposibilidad de hablar y gritar como en otras ocasiones, al oír por primera vez claramente los aplausos y voces de aliento de las gruesas vallas humanas que se nos unen, surgió un símbolo… la V de “venceremos”, hecha con los dedos, formada con los contingentes en marcha.

Gráfica del 68. “Stickers”
Archivo PROCESOFOTO

Sólo se oyen pasos, pasos sobre el asfalto. El ruido de muchos pies que marcha, el ruido de miles de pies que avanza.

El silencio es más impresionante que la multitud. Parece que vamos pisoteando toda la verborrea de los políticos, todos sus discursos –siempre los mismos–, toda la demagogia, la retórica, el montonal de palabras que los hechos jamás respaldan, el chorro de mentiras, las vamos abriendo bajo nuestros pies.

Salimos apenas del Bosque de Chapultepec, hemos caminado sólo unas cuadras y las filas de la manifestación comienzan a engrosarse.

Todo el Paseo de la Reforma, banquetas, camellones, monumentos y hasta los árboles están cubiertos por una multitud que a lo largo de 100 metros duplica inicial.