Javier Barros Sierra
Rector de la UNAM
19 de septiembre 9:30 am

Por el hecho mismo de ser invadido por la fuerza pública un plantel universitario, se impiden las labores de la Universidad, ¿puede concebirse un modo más eficaz de impedir las labores de la institución?, Es decir, no sólo se vulnera  la autonomía de la institución, sino que la Universidad cumpla con sus funciones. En algunos casos no hay siquiera pretexto para allanarla, tal podemos afirmar de las preparatorias de Tacubaya y de Coapa, al ser ocupadas sin que mediara excusa de ninguna especie.

 

Javier Barros Sierra
Rector de la UNAM
19 de septiembre 9:00 am

A mi protesta que tuvo el apoyo generalizado de todos los universitarios, el gobierno respondió con una declaración del secretario de Gobernación que puedo calificar de inconsistente y débil en cuanto a dar, ya no digamos una justificación ni siquiera una explicación más o menos aceptable, de los móviles del gobierno para efectuar esa infausta operación. El texto oficial de la declaración no hablaba en absoluto de subversión. Se hablaba en ella de una intervención en la cual se había procedido contra personas que posiblemente estuvieran cometiendo actos delictuosos dentro de la Ciudad Universitaria. Tal era la debilidad del argumento de ese infortunado texto.

 

Carlos Monsiváis
Periodista y cronista
19 de septiembre 8:00 am

Les comparto la protesta de la Asamblea de Intelectuales y Artistas, redactada durante la madrugada de hoy:

Denunciamos el uso anticonstitucional del Ejército apoyando actos también anticonstitucionales (artículos 29 y 129); La suspensión de hecho de las garantías individuales (artículos 1, 9 y 29); la cesación de la autonomía universitaria; el ejercicio de medidas represivas en sustitución del diálogo democrático (artículo 8); la clausura oficial de todo proceso democrático en el país; la detención ilegal, arbitraria y totalmente anticonstitucional de funcionarios, investigadores, profesores, intelectuales, empleados, estudiantes y padres de familia, cuyo único delito era encontrarse en el centro de estudios en el momento en que fue ocupado por el ejército (artículos 1 y 29).

Demandamos a usted, como presidente de México y jefe natural del Ejército, el acatamiento irrestricto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Prensa
19 de septiembre 7:45 am

El diario El Día informa que a las 00:20 horas de hoy las personas detenidas en CU fueron sacadas en camionetas tipo panel. Una parte de los detenidos fue conducida a la cárcel preventiva de Lecumberri y otra a la Procuraduría de Distrito Federal. A esta dependencia llegaron 20 camionetas con 148 personas, entre estudiantes, padres de familia y maestros; 43 de ellos eran mujeres. Uno de los detenidos iba con su nieto de 3 años. Ambos fueron puestos en libertad a las 3:50 horas.

De los detenidos en la Procuraduría, las mujeres fueron concentradas en el cuadrante y los hombres en la sala de banderas. Tanto en la Procuraduría como en la Jefatura de Policía había un constante afluir de personas preguntando por un familiar que suponían detenido.

El cálculo hecho por los miembros del Ejército indica que los detenidos son alrededor de mil 500.

 

Fueron detenidas 614 personas, entre estudiantes, profesores, trabajadores y empleados de la UNAM, así como campesino de Topilejo y padres de familia. Fueron distribuidos como sigue: 155 elementos en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal; 121 en la Jefatura de Policía y 334 en la Cárcel Preventiva de la Ciudad de México. De los detenidos, 524 son hombres y 90 mujeres.

Javier Barros Sierra
Rector de la UNAM
19 de septiembre 7:15 am

En la madrugada de hoy, tras la ocupación militar de CU, celebré una reunión con directivos de la UNAM. Ahí leí un manifiesto:

“La ocupación militar de la Ciudad Universitaria ha sido un acto excesivo de fuerza que nuestra casa de estudios no merecía. De la misma manera que no mereció nunca el uso que quisieron hacer con ella algunos universitarios y grupos ajenos a nuestra institución.

Habrá que repetir que el conflicto estudiantil no fue engendrado por la Universidad. La atención y solución de los problemas de los jóvenes requieren comprensión antes que violencia. De las instituciones mexicanas y de nuestras leyes y tradiciones derivan instrumentos más adecuados que la fuerza armada.

Por otra parte, los universitarios que con arbitrariedad y obstinación hicieron uso de recintos y bienes de la Universidad para su acción política, reflexionarán ahora en el grave daño que han causado a su casa de estudios.

Así como apelé a los universitarios para que normalizaran la vida de nuestra institución, hoy los exhorto a que asuman, dondequiera que se encuentren, la defensa moral de la Universidad Nacional Autónoma de México y a que no abandonen sus responsabilidades. La Universidad necesita ahora más que nunca de nosotros. [..] La Universidad debe ser reconstruida, una vez más, porque es parte esencial de la nación. Los universitarios sabremos cumplir con este deber (…)”

Los principales diarios del país destacan en sus primeras planas la ocupación de Ciudad Universitaria que realizó anoche el Ejército. Señalan que la acción fue sorpresiva, que no hubo resistencia alguna y que fueron detenidas cientos de personas.

Ahí se las dejo: