A pesar de la represión, o por ello mismo, se incrementan las acciones de solidaridad hacia el Movimiento Estudiantil de la ciudad de México por parte de las universidades de provincia.

Algunos ejemplos:

En Chihuahua y Yucatán los estudiantes acordaron  realizar este 26 de septiembre una marcha silenciosa en la que los participantes portarán listones negros en señal de luto por la ocupación militar en la UNAM.

En Morelos los estudiantes se mantienen en huelga y organizan mítines relámpago en diferentes zonas de Cuernavaca.

En Nuevo León ocho escuelas y facultades se declaran en huelga y convocan a una asamblea general para determinar el paro total de la universidad de ese estado.

En Oaxaca el rector Agustín Márquez Uribe,  de la Universidad Benito Juárez,  pidió a los alumnos del estado que mantenga  el apoyo al Movimiento Estudiantil al tiempo que advirtió que existen “amenazas de una posible intrusión del Ejército en esa casa de estudios .

En Puebla aumenta a diez el número de escuelas que se unen al movimiento estudiantil…

En el juzgado Vigésimo Primero Penal del Fuero Común, ante el juez Benito Pliego y Pliego, el compañero Martín Dosal Jotar, de lamentable aspecto, tomó la palabra y se dirigió a los asistentes. Pronunció un encendido y elocuente discurso de 20 minutos. Fue ovacionado. La diligencia se convirtió en mitin. Hubo arengas y consignas. Ante la creciente combatividad de los asistentes, el juez ordenó el desalojo de curiosos y detenidos.

 

Prensa
24 de septiembre 9:00 pm

De acuerdo con el periódico El Día, las personas consignadas por las procuradurías General de la República y del Distrito rindieron sus declaraciones preparatorias ante los jueces Primero de Distrito en Materia Penal, Eduardo Ferrer MacGregor, y Vigésimo Primero Penal del Fuero Común, Benito Pliego y Pliego. Los detenidos –entre los que se encuentran el periodista Manuel Marcué Pardillas, el profesor Eli de Gortari, el abogado Armando Castillejos Ortiz y la pintora Rina Lazo– negaron categóricamente los cargos que les imputan.

Durante la diligencia, la maestra Consuelo Espejel denunció que en la Jefatura de Policía, cerca de su celda, un grupo de jóvenes de 12 a 15 años fueron metidos en mazmorras, donde sufrieron vejaciones e incluso fueron violados.

 

Consejo Nacional de Huelga
CNH
24 de septiembre 8:35 pm

El Consejo Nacional de Huelga manifiesta:

–El conflicto estudiantil no fue creado por la Universidad ni por ningún centro educativo.

–Este problema tiene sus raíces en el descontento de gran parte de la población.

–La renuncia del rector Javier Barros Sierra deja acéfala a la UNAM y abre el camino para que las fuerzas más oscuras y retrógradas del país puedan lograr el control de ella, a lo que siempre han aspirado.

 

Prensa
24 de septiembre 8:00 pm

El diario El Día informa que la señora Rosaura Ojeda viuda de Ríos se presentó al Servicio Médico Forense a solicitar el cuerpo de su hijo Luis Lorenzo Ruíz Ojeda, estudiante del Politécnico que resultó muerto de dos balazos durante la ocupación de la Vocacional 7 que durante la madrugada de hoy llevaron a cabo los granaderos.  La madre del joven señaló que éste era “el sustento de la familia”.

 

Unas 2 mil personas asistieron  a un mitin en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, convocado para protestar por la ocupación militar de las instalaciones del IPN. Una mujer habló en representación de los vecinos de la Unidad Habitacional de Tlatelolco anunció que los inquilinos suspenderán los pagos de sus departamentos hasta que sean solucionadas las demandas de los estudiantes.

Cuando concluyó el mitin, grupos de estudiantes que se retiraban de la Plaza, al Pasar por la Voca 7, trataron de recuperarla por la fuerza. La policía disparó descargas al aire y los dispersó.

 

Javier Barros Sierra
Rector de la UNAM
24 de septiembre 6:00 pm

Hoy en mi casa sostuve una reunión con miembros del Consejo Nacional de Huelga. Dan por seguro que no se aceptaré mi renuncia y dieron un apoyo a las autoridades universitarias en cuanto a su actitud a lo largo de este conflicto. Estiman —así me lo expresaron de una manera muy  abierta—que soy la única persona que puede servir para establecer el diálogo que ellos vienen buscando con el gobierno. Yo les contesté que si la solución es la no aceptación de mi renuncia, muy gustosamente me encargaría de esa misión, pero también les hice notar que de no aceptarse la renuncia y retornar a la Ciudad Universitaria tendrían que no seguir abusando de las instalaciones y de los bienes de la Universidad a efecto de que no se pudiera nuevamente usar como pretexto de sus actividades para otra ocupación militar o un nuevo atropello a la institución.

 

Prensa
24 de septiembre 5:45 pm

El diario El Día informa que Lorenzo Hernández, estudiante de la Escuela Técnica de Televisión del IPN, “resultó muerto” de un balazo durante un incidente con la Policía. Otro estudiante, José Luis Bustamante, fue herido.  El diario, que cita como fuente a la Jefatura de la Policía, señala que los hechos ocurrieron en la calle de tres Guerras, en la zona escolar de la Ciudadela, cuando una patrulla de la Dirección de Tránsito huía después de que la habían secuestrado varios jóvenes.

 

Durante el día la Policía dispersó mítines relámpago y detuvo a estudiantes en distintas parte de la ciudad. Varios compañeros fueron detenidos cuando pegaban propaganda en las inmediaciones del Casco de Santo Tomás y de la Prepa 7; de hecho, en esta última los estudiantes realizaban un mitin cuando aparecieron los granaderos y dispersaron la manifestación con gases lacrimógenos.

Prensa
24 de septiembre 4:00 pm

De acuerdo con el diario Excélsior, la totalidad de los edificios de la Unidad Profesional de Zacatenco, del Instituto Politécnico Nacional, fueron entregados ayer al secretario general de ese instituto, ingeniero Martín López Rizo, al mismo tiempo que grupos de paristas devolvían los planteles de las vocacionales 1 y 4, y el Centro Nacional de Enseñanza Técnico Industrial.

Por su parte las secretarías de Educación y Defensa Nacional informaron que el Ejército se retiró “sin incidentes” de Zacatenco y del Casco de Santo Tomás, aunque mantiene aún la vigilancia.

 

El día de hoy le envíe una carta a mi amigo el presidente Gustavo Díaz Ordaz con el propósito de que “no exista duda de mi buena fe y entrega a su gobierno, y muy especialmente a que respaldo abiertamente su actitud valiente, sensata y patriótica”. Le informo además de los agradecimientos que he recibido de parte de los miembros del gabinete por la lealtad del periódico Heraldo de México, en especial del secretario de Gobernación, Luis Echeverría, “quien me ha orientado e indicado líneas a seguir en cada caso, externándome su conformidad con mi actuación”, y a quien le avisé de un desplegado “de reproches al gobierno” organizado por redactores de El Día y Excélsior.  “El Lic. Echeverría me dijo que gracias a la información que en detalle le di se paró a tiempo este asunto y además se logró que un grupo de redactores ‘amigos’, hicieran una publicación de apoyo al régimen”. Incluso, “en ocasiones la orientación que Echeverría me da, nos da la guía para la noticia de ocho columnas”.

Les dejo la carta completa:

Web

De continuar la represión de las fuerzas policiaco militares, el país será llevado a un régimen de dictadura abierta en el que imperen las bayonetas y el terror, la ilegalidad y la violencia contra el pueblo.

Aún es tiempo de resolver el conflicto, mediante el cese de la represión, la salida de las tropas de los planteles, el alto a las detenciones en masa, el respeto a la decisión universitaria de que su rector continúe en sus funciones y la libertad de todos los presos políticos.

 

Ante el fárrago de calumnias de que está siendo víctima el rector Javier Barros Sierra, y dado que tales calumnias hieren esencialmente a la institución misma, el Consejo Técnico de Humanidades condena las violencias de todo género ejercidas contra la Universidad y su representante legal y se solidariza totalmente con éste.

 

950 profesores universitarios firman un desplegado en el que, entre otros puntos, manifiestan:

— La Universidad Nacional Autónoma de México vive la crisis más grave de su historia y hoy más que nunca es necesaria la sólida unión de toda la comunidad universitaria para defender a la institución.

–Manifestamos nuestra más plena solidaridad con la gestión del rector, ingeniero Javier Barros Sierra, recta y digna al servicio de nuestra Casa de Estudios. Asimismo, rechazamos las afirmaciones calumniosas que se le han dirigido expresamos que su renuncia, obligada por las circunstancias, no debe ser aceptada por la Junta de Gobierno para bien de la Universidad y del país

–La autoridad universitaria resulta del consenso de estudiantes y profesores y en ningún caso puede ser impuesta desde fuera por la coacción o la fuerza (…)

Un hecho parece reflejar una eventual infiltración del Estado Mayor Presidencial en los sucesos violentos en el Casco de Santo Tomás y la Vocacional 7. De acuerdo con los diarios Excélsior y Novedades, la policía detuvo en el área del enfrentamiento una camioneta Datsun, modelo 1968, placas ES-126. Era tripulada por Francisco Rodríguez Villarreal, teniente del Primer Batallón de Infantería de Guardias Presidenciales. Llevaba una metralleta, un rifle de alto poder y una pistola 45. ¿Qué andaba haciendo allí armado y vestido de civil?.

La Jefatura de Policía cuenta con 10 mil hombres para garantizar la seguridad y la tranquilidad de los habitantes del Distrito Federal.

Los elementos de la Jefatura de la Policía ya están armados y tienen instrucciones de actuar donde sea necesario para evitar alborotos en la vía pública.

Prensa
24 de septiembre 8:15 am

De acuerdo con el diario Excélsior, el saldo del enfrentamiento entre estudiantes y policías y soldados, registrado entre la noche de ayer y la madrugada de hoy, es de dos muertos y un número indeterminado de heridos.

Señala que los muertos son el estudiante Ángel Martínez Velázquez, de quinto año de la Escuela de Medicina Rural del IPN; y el granadero Francisco Albarrán, cuyo cadáver se encuentra en el anfiteatro de la Cruz Roja.

Por su parte, el diario Novedades dice que los muertos fueron tres y los lesionados 133. Reporta, sin embargo, que sólo 33 se encuentran en hospitales públicos de la Cruz Roja y en el Rubén Leñero.

Como resultado de los enfrentamientos entre estudiantes, la policía y el ejército registrados entre la noche de ayer y las primeras horas de hoy, se reportan tres muertos y 33 personas ingresadas en el hospital Rubén Leñero y en otras instalaciones de la Cruz Roja.

Los muertos son:

Luis Lorenzo Ríos Ojeda, estudiante de 21 años, quien llegó al hospital de la Cruz Roja con heridas de bala en tórax y abdomen. Falleció a las 23:50 horas del 23 de septiembre. Su cadáver fue enviado al Servicio Médico Forense para que se le practique la autopsia de ley.

Ángel Martínez Velázquez, quien murió dentro de las instalaciones del Casco de Santo Tomás. Los estudiantes le improvisaron una capilla ardiente en la escuela de Ciencias Biológicas. No permitieron que la Cruz Roja o la Cruz Verde recogieran el cuerpo.

El tercer muerto es un individuo desconocido, como de 18 años de edad. Fue recogido en el Casco de Santo Tomás. Su cadáver se encuentra en el hospital de la Villa.

Después de que el Ejército ocupó Zacatenco, El Casco de Santo Tomás y la Voca 7, el Sol de México publica  que “la subversión disfrazada de ‘movimiento estudiantil’, prepara las brigadas denominadas de las ‘juventudes canallas’, para que en grupos de cuatro, cometan atentados en diversos puntos de la ciudad.

“De hecho –sostiene– estas brigadas empezaron su actuación anoche, al sembrar pánico en Tlatelolco, San Simón y Atlampa, donde incendiaron camiones entre las nueve y las once de la noche (…) Los grupos de pandilleros comentaban que ya salieron varios elementos a los Estados para traer gente de provincia y acometer el siguiente paso”.

Les dejo la nota y, de paso, su primera plana:

 

Pese a que fue la acción más violenta que hasta la fecha ha enfrentado el Movimiento Estudiantil, la ocupación de Zacatenco, el Casco de Santo Tomás y la Vocacional número 7 no fue la noticia de ocho columnas ni en Excélsior ni en Novedades.

El Excélsior dio prioridad a su “entrevista exclusiva” con el presidente de la Asamblea de la ONU, Emilio Arenales, de quien destaca su declaración: “En nada dañan los conflictos el prestigio mundial de México”.

El Novedades, por su parte, subraya en su titular que “Ejército y Policía ocupan la mayoría de las escuelas del IPN”, pero califica de “zipizapes” los enfrentamientos en Santo Tomas y Tlatelolco.

Les dejo las portadas de ambos diarios.

Las Fuerzas Militares hicieron algunas aprehensiones consignando a los detenidos a las autoridades competentes, entregándose también un arsenal que se encontraba en el casco de Santo Tomás, consistente en armas de fuego, bombas de tipo casero, propaganda subversiva, municiones y otros materiales.

En esta ocasión tampoco se dispararon armas de fuego por parte de las fuerzas del Ejército, a pesar de que durante la ocupación de los edificios ocurrieron algunos tiroteos por parte de los estudiantes. También es de hacerse notar que un grupo de individuos disparó contra las fuerzas desde un edificio fuera del área escolar, hirieron personal de la policía y civiles.

La ocupación de edificios del IPN, aprehensión y consignación de elementos subversivos y restablecimiento del orden quedaron terminados a las 07:00 horas.

Los golpes habían sucedido uno tras otro, ya había compañeros desaparecidos, muchos encarcelados, las asambleas disminuían, muchos desertaban, había tanques y bayonetas en donde quiera, ya había sucedido lo del Casco de Santo Tomás, los estudiantes llevaban a sus heridos a la Escuela Superior de Medicina para que no se los arrebataran y desaparecieran los granaderos y soldados. Ese día me entró la murria (…) Ese día sentí derrumbarse las áreas de mi vida que en los últimos años habían sido más importantes.

En la toma de cualquier plaza, alguien con un altavoz dice: “Ríndanse”, o cualquier cosa. Pero en Santo Tomás no hay intento de negociación, el Ejército, las fuerzas paramilitares y la policía actúan para el desalojo. No permitieron una rendición. Se trataba de matar, destruir. La resistencia era de vida o muerte.