Tlatelolco no significa una derrota porque el movimiento no actuaba con esos medios y ni siquiera con una lógica de enfrentamiento armado. El Movimiento se podía levantar y volver a confrontar con el gobierno porque en Tlatelolco no hubo un enfrentamiento militar del que los estudiantes salieran derrotados, sino que hubo una masacre, un crimen cometido por el gobierno. En el Movimiento del 68, por contraste, al gobierno no le basta la política y recurre a la fuerza militar. Por eso decimos que el Movimiento del 68 es aplastado militarmente, pero no es derrotado políticamente y, en consecuencia, teóricamente puede restructurarse en los mismos espacios de actividad legal y pacífica en que se venían dando.

 

Testimonio de Diana Salmerón de Contreras, hermana de Julio Salmerón, estudiante de la Vocacional número 1 asesinado el 2 de octubre en Tlatelolco:

“Cuando estábamos velando a Julio la solidaridad de sus compañeros me llegó muy profundamente. Todos los muchachos de la Vocacional número 1 vinieron a la casa tan pronto como supieron de la tragedia. Habían recolectado unos 500 pesos. Mi hermana les dijo que no necesitábamos el dinero, que era mejor gastarlo en el Movimiento. ‘No’ dijeron todos ‘tu hermano es el Movimiento. Toma los 500 pesos’”.

 

Cable confidencial al Departamento de Estado:

No se ve que exista alguna conexión entre los disparos (en Tlatelolco) y los Juegos Olímpicos (…) Y llama la atención que en los disturbios estudiantiles que se han registrado desde julio ha habido una ausencia de cualquier aspecto anti-estadunidense. Este también fue el caso de la manifestación del 2 de octubre.

En el balance, la embajada reafirma su conclusión previa: no cree que ocurra un trastorno significativo o que los visitantes estén en peligro o que sean incomodados por la agitación estudiantil (…)

Cable confidencial al Departamento de Estado:

Que los líderes estudiantiles involucren al gobierno en enfrentamientos armados no está del todo claro. El aparente objetivo fue exacerbar las relaciones entre los estudiantes y el gobierno para provocar que miles de estudiantes se unan de forma incondicional en torno al liderazgo. Sin embargo, que los estudiantes respondan de esta manera aún está por verse y, en cualquier caso, es posible que haya una oleada general de repulsión contra los tiroteos. El hecho de que los francotiradores hubieran preparado posiciones (y soldados aparentemente fueran emboscados) debería ser obvio incluso para los opositores al gobierno y debería diluir los argumentos comunes de que el gobierno provocó estos asuntos.

 

 

El Presídium del Comité Central del Partido Comunista hace un llamado para que se lleve a cabo una enérgica protesta por los sangrientos sucesos ocurridos ayer en la Plaza de las Tres Culturas, de los cuales responsabiliza al gobierno.

Carta para el secretario en funciones del Departamento de Estado:

Preocupaciones para los Estados Unidos (por el 2 de octubre):

La seguridad de los atletas y visitantes estadounidenses a los JJOO La participación en actividades culturales y científicas asociados con los JJOO

Hasta ahora, la violencia ha sido contenida en algunas áreas de la ciudad, no ha sido dirigida contra Estados Unidos, y no ha amenazado a ningún visitante. No obstante, no creemos que una advertencia a nuestros ciudadanos está justificada en este momento.

Nuestra participación en las actividades científicas y culturales seguirá como se han planeado, con la excepción de las exhibiciones de la energía espacial y nuclear, cuyas instalaciones en la universidad han sido retrasadas por petición del gobierno mexicano.

Creemos que es importante evitar cualquier indicación que consideremos con falta de confianza en la habilidad del Gobierno Mexicano para controlar la situación. En consecuencia, respondiendo hoy las preguntas de las prensa, el vocero del Departamento (Departamento de Estado) dijo que creemos que el Gobierno Mexicano proveerá seguridad a los visitantes y no estamos advirtiendo a los visitantes de no visitar la Ciudad de México durante los JJOO.

En los interrogatorios se buscan informes de la organización interna de los estudiantes y de otros sectores con dos objetivos principales: conocer nombres, filiación política y cualquier dato que facilite la persecución policiaca de otros compañeros y, con estos datos reales, ajustar nombres, actividades y relaciones al esquema de conspiración que se ha dado a conocer en la versión oficial.

Por otra parte, se piden datos de las otras organizaciones y personas que actúan en el Movimiento, tales como sindicatos, la Coalición de Escritores y Artistas, médicos e intelectuales.

 

En la Dirección Federal de Seguridad, en el Servicio Secreto, en la Procuraduría del Servicio Social y en la Procuraduría General de la República las formas de presión llegan a extremos de máxima crueldad, como toques eléctricos aplicados en regiones sensibles del cuerpo. Algunos compañeros fueron llevados al cuartel de la Policía Montada para meterlos al pocito, que consiste en sumergirlos en un pozo de agua hasta que están a punto de ahogase; en esos lugares la mayoría de los detenidos permanece amarrada de pies y manos, y además de los golpes se les aplica un torniquete en la cabeza. En un grado máximo de salvajismo, llegaron a secuestrar a familiares de los jóvenes detenidos para torturarlos en su presencia y obligar a éstos a declararse culpables de los delitos que caprichosamente les imputan los agentes policiacos.

Carta al secretario de Estado en Washington:

“El interrogatorio de un gran número de personas (se ha informado que más de 2,000) detenidas en Tlatelolco ha tomado un tiempo considerable. La gran mayoría ha sido liberada, pero la operación capturó a un número de extremistas y a sus líderes. El gobierno parece creer que el resultado ha sido sustancial en desmembrar a la organización terrorista. La técnica de declaraciones públicas de líderes terroristas frente a la prensa ha sido probablemente efectiva en crear miedo, desconfianza mutua e incertidumbre entre los estudiantes en general, así como entre los elementos restantes del grupo terrorista.

“Respecto de las declaraciones públicas sobre conspiración extranjera, es importante notar el uso frecuente en México del chivo expiatorio extranjero y, en esta instancia, están diseñadas para desacreditar al movimiento estudiantil y tal vez, hasta cierto grado, desviar la atención de las largas raíces locales del problema”.

 

“Quién es el que mata? ¿Quiénes los que agonizan, los que mueren?, pregunta en un poema de Rosario Castellano.

Se los comparto:

Jóvenes que dijeron ser voceadores del periódico “Extra de Prensa Gráfica de México” vendían éste en la periferia del centro de la ciudad de León, Guanajuato, gritando “Muera el Ejército”, no obstante que el título de dichos periódicos decía: “Debate en la Cámara de Diputados – Fuera el Ejército”, por lo que la Policía Judicial los conminó a que abandonaran el Estado, lo que hicieron, habiéndoseles decomisado 6 mil ejemplares del citado diario.

 

Hoy a las 17:00 horas partió la manifestación estudiantil de la Universidad de Chihuahua, con un contingente aproximado de 3 mil estudiantes del Tecnológico, Escuela de Derecho y Escuela Norma del Estado. Se invitó por medio de magnavoces en el recorrido a que se uniera el pueblo a la manifestación.

La columna recorrió las principales calles de la ciudad, gritando insultos al gobierno y a las autoridades policíacas, así como al ejército y a los granaderos. Asimismo se lanzaron ofensas al PRI y a sus dirigentes.

 

En la primera plana de Últimas Noticias de Excélsior, Jorge Villa Alcalá publicó una fotografía helada: zapatos y prendas abandonados en el zacate de la Plaza de las Tres Culturas.

Al crimen insensato dio vida el director del vespertino.

 

Se dijo que los miembros del Consejo Nacional de Huelga iban a ir hoy por la noche después de la reunión que van a tener en la casa de “Tita”, a entrevistarse con el general Lázaro Cárdenas para solicitarle ayuda económica y poder trasladarse a los diferentes Estados de la República donde efectuarán pláticas con los diferentes líderes campesinos, obreros y estudiantes, para levantarse en armas en contra del gobierno dictatorial de Díaz Ordaz, dicho viaje lo efectuarán en cuanto reciba la ayuda que esperan del general.

 

Uno del Consejo Nacional de Huelga manifestó a un grupo de estudiantes bien identificados que ahora se reunirán en casas particulares para volver agregar elementos al Consejo, ya que en la refriega de anoche cayeron muchos delegados. También dijeron que hoy en la noche se reunirán en casa de Tita para tomar nuevos acuerdos, siendo uno de ellos el secuestro de funcionarios que han intervenido directamente en contra del movimiento popular, señalándose como a uno de ellos al general Marcelino García Barragán, secretario de la Defensa Nacional.

Hoy en la Ciudad Universitaria se informó que todos los estudiantes debían desalojar completamente las instalaciones ya que los soldados se encontraban a la expectativa y no querían que hubiera más muertos o detenidos. Integrantes del Consejo Nacional de Huelga y los  Comités de Lucha tomaron hoy por la mañana hacia diferentes rumbos del país para organizar a la gente campesina que tienen controlados los de la CNED, los de la UGOCM, los de la CCI Fracc. Comunista y otras instituciones de Izquierda que tienen grandes contingentes de campesinos en casi todos los estados del país. Estos estudiantes que hablaron son de la Facultad de Derecho y de la Facultad de Economía de la UNAM y siguieron diciendo que a todos los campesinos les proporcionarán armas de todos calibres tanto a su gente como a las personas que pueden agregar a su movimiento.

 

Prensa
3 de octubre 2:30 pm

De acuerdo  con el periódico El Día, durante la ceremonia de inauguración del Centro de Prensa de la Villa Olímpica, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, presidente del Comité Organizador de la XIX Olimpiada, en respuesta a preguntas de corresponsales extranjeros, declaró:

“México no ha escatimado ningún esfuerzo –que han sido muchos y grandes—para preparar los Juegos de la XIX Olimpiada. Ha costado muchos sacrificios hacerlo. Por ello, tampoco escatimaremos esfuerzo alguno en vigilar que la Olimpiada se lleve a cabo y cumpla con el compromiso que tenemos ante el mundo”.

Los juegos de la XIX Olimpiada, una amistosa reunión en fraternal competencia, se llevarán a cabo como están programados.

Hemos consultado con las autoridades mexicanas y nos han asegurado que no habrá interferencia en la entrada de la flama olímpica en el estadio, el día 12 de octubre, ni en los eventos que le sigan hasta su clausura.

Hemos recibido seguridades de que las manifestaciones y actos de violencia que se han suscitado en esta gran metrópoli de 6 millones de habitantes no han tenido en ninguna ocasión relación alguna con los Juegos Olímpicos, ya que éstos tienen todo el apoyo del pueblo mexicano.

 

Central Intelligence Agency
(CIA)
3 de octubre 1:45 pm

Las áreas que rodean el Instituto Politécnico Nacional y la Plaza de las Tres Culturas son vigiladas por policías y tropas armadas. Los residentes tienen que identificarse para entrar a esas áreas. Un estado alto de vigilancia existe tambien entre los estudiantes y la UNAM para prohibir la entrada de policías o agentes de seguridad.

Los policías están vigilando las áreas de la ciudad que frecuentan los estudiantes. Los agentes tienen la orden de arrestar a los conocidos líderes del CNH, la mayoría detenidos el 2 de octubre. Los líderes restantes del CNH se van a reunir en una locación secreta hoy o mañana 4 de octubre. Después de eso informarán a los comités de lucha las decisiones para futuras acciones.

 

Ante el rumor de que el Ejército tomará de nuevo Ciudad Universitaria, se han suspendido las actividades en la Universidad.

Un pequeño grupo de estudiantes trató de realizar un mitin frente a la Facultad de Derecho.  La policía los dispersó.

 

Cuando llegué a CU tuve una impresión horrible: aquello era un desierto. No había nadie. En mitad del campus universitario se alzaba un enorme y solitario cohete espacial instalado para una exposición. Lo imaginé como un gran falo, símbolo del movimiento (…) Subí a la rectoría. Desde las ventanas, el panorama era desolador: soledad y silencio. Mandé a mis dos acompañantes a recorrer toda la universidad. Y en toda CU encontramos sólo a cuatro personas. Éramos siete por todos, tres de ellos miembros del CNH: Roberto Escudero, Mario Núñez y yo.

Soldados y policías catearon durante toda la mañana los edificios cercanos a la Plaza de las Tres Culturas en busca de estudiantes. Aprehendieron a numerosos jóvenes que se habían refugiado durante la balacera en diferentes edificios aledaños. Los llevaron al corredor de la planta baja del edificio Chihuahua, donde permanecieron varias horas con la cara hacia la pared y los brazos en alto.

Con motivo de los hechos registrados ayer en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, escribí un poema en Nueva Delhi.

Lo comparto: