15 de agosto

En casa del ingeniero Alberto Camberos, director de la Vocacional 2, tuvo lugar una reunión extraña a la que asistieron los líderes de la FNET y varios funcionarios del DDF, encabezados por el coronel Manuel Díaz Escobar, subdirector de Servicios Generales del gobierno de la ciudad.

“Los hemos mandado llamar — dijo Díaz Escobar, dirigiéndose a los líderes de la Federación- para que nos ayuden a resolver el conflicto. Lo que necesitan estos cabrones del CNH es una lección: hay que partirles la madre. Pero en las actuales condiciones la policía no lo puede hacer: es necesario que lo haga un grupo civil. Tenemos a 200 personas preparadas, jóvenes barrendero y pandilleros de Santa Julia, Tláhuac, Ecatepec y Nezahualcóyotl, decididos a todo. Ellos actuarán, pero ustedes los van a guiar.

— ¿Cómo coronel? ¿Quiere explicarnos mejor?

–Tan claro como esto. Si están de acuerdo, para empezar, les entregamos esto –y sacó de su  portafolio un bulto que entregó a José Rosario Cebreros, líder de la FNET–. Son 25 mil pesos. Esto es sólo el comienzo. Al terminar el asunto les daremos 100 mil ¿cómo ven?