El Jagger

Estudiante de la ESIA del IPN (perfil ficticio)

En dos asambleas celebradas el día de hoy en Ciudad Universitaria, estudiantes universitarios y politécnicos reiteraron su decisión de no volver a clases en tanto no sean solucionadas las demandas.

Reafirman que el movimiento nunca ha tratado de obstaculizar la celebración de las olimpiadas.

 

Les dejo fotos de la marcha de hoy en la que madres protestan por sus hijos y familiares desaparecidos.

Ya identificaron el cadáver de un compañero encontrado en la Escuela de Medicina.  Es Víctor Manuel Hernández Linares, alumno de primer año de la Escuela Superior de Comercio y Administración. Sus padres lo habían buscado en la Jefatura, en la Procuraduría, en Lecumberri y en todos los hospitales. Dicen que era muy reservado y que no sabían que participaba en el movimiento.

“Acá los hombres del poder y la gran propiedad; allá los estudiantes, los profesores, los intelectuales y buena parte del pueblo…”. Son palabras del escritor Ricardo Garibay, quien afirma que la represión a los estudiantes desató otras “completamente insensatas que partieron en dos la opinión nacional”.

La toma de Ciudad Universitaria y los enfrentamientos en el Poli han desatado que varias personas den su opinión sobre el conflicto estudiantil y las acciones del Gobierno.

Elementos del ejército localizaron hoy, en uno de los cuartos de la Escuela Superior de Medicina, en el Casco de Santo Tomás, el cadáver de un joven, que se supone corresponde a Ángel Valdez Velasco. Se supo que la noche del 23 de septiembre resultó muerto y que los estudiantes impidieron a los ambulantes que lo recogieran.

Se sabe que una de las procesadas, María Magdalena Varona, fue enviada al tribunal para menores cuando comprobó, con acta de nacimiento, su minoría de edad.

Todas las diligencias del juzgado 21 fueron a puerta cerrada. Sólo pudieron entrar periodistas y fotógrafos.

Los jueces primero de distrito y vigesimoprimero y vigesimoctavo penales dictaron autos de formal prisión o de libertad, según el caso, en los procesos que siguen a los consignados en relación con los sucesos registrados en esta capital.

De todos los detenidos, el único que quedó totalmente libre fue Jorge Tamayo López Portillo.

Cuatro personas fueron declaradas libres por los delitos de invitación a la rebeldía, sedición, daño en propiedad ajena, ataques a las vías generales de comunicación, robo y despojo; sin embargo, se les decretó formal prisión por delitos del orden común.

Desde las 16:30 y hasta hace un rato, una zona adyacente a la fuente de la Diana fue ocupada por el ejército con el objetivo de impedir que se realizara un mitin estudiantil.

Los jóvenes fueron dispersados y hubo numerosas detenciones.

En Iztapalapa las fuerzas policiacas dispararon en contra de estudiantes y gente del pueblo. Murió el comerciante Antonio Pérez A. y fue herida de gravedad una persona de nombre José Guadalupe Gante.

Los jóvenes estudiantes apedrearon la delegación y golpearon a un policía.

Los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas también se pronunciaron; en una sesión protestaron por “la actitud de los líderes del organismo sindical en relación con el problema estudiantil”; resolvieron celebrar una asamblea el 30 de septiembre, en la que participarán representantes del CNH.

Unas 2 mil personas asistieron  a un mitin en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, convocado para protestar por la ocupación militar de las instalaciones del IPN. Una mujer habló en representación de los vecinos de la Unidad Habitacional de Tlatelolco anunció que los inquilinos suspenderán los pagos de sus departamentos hasta que sean solucionadas las demandas de los estudiantes.

Cuando concluyó el mitin, grupos de estudiantes que se retiraban de la Plaza, al Pasar por la Voca 7, trataron de recuperarla por la fuerza. La policía disparó descargas al aire y los dispersó.

 

Como resultado de los enfrentamientos entre estudiantes, la policía y el ejército registrados entre la noche de ayer y las primeras horas de hoy, se reportan tres muertos y 33 personas ingresadas en el hospital Rubén Leñero y en otras instalaciones de la Cruz Roja.

Los muertos son:

Luis Lorenzo Ríos Ojeda, estudiante de 21 años, quien llegó al hospital de la Cruz Roja con heridas de bala en tórax y abdomen. Falleció a las 23:50 horas del 23 de septiembre. Su cadáver fue enviado al Servicio Médico Forense para que se le practique la autopsia de ley.

Ángel Martínez Velázquez, quien murió dentro de las instalaciones del Casco de Santo Tomás. Los estudiantes le improvisaron una capilla ardiente en la escuela de Ciencias Biológicas. No permitieron que la Cruz Roja o la Cruz Verde recogieran el cuerpo.

El tercer muerto es un individuo desconocido, como de 18 años de edad. Fue recogido en el Casco de Santo Tomás. Su cadáver se encuentra en el hospital de la Villa.

Los granaderos continúan con las detenciones de estudiantes. Las ráfagas de disparos de uno y otro bando se vuelven más aisladas. Sin embargo,  siguen las acciones de resistencia… ahora con vehículos: dos automóviles se abren paso con disparos a la policía; otro –un Volkswagen sin placas—atropella a tres granaderos.

La Asociación de Padres de Familia de Nonoalco Tlatelolco denuncia que nueve patrullas de la policía preventiva de la Ciudad de México ametrallaron por espacio de nueve minutos las instalaciones de la Vocacional 7, dejando un saldo de dos estudiantes muertos y nueve heridos de bala. Las víctimas fueron desalojadas del plantel por granaderos, quienes impidieron la intervención de la Cruz Roja.

 

Ambulancias de la Cruz Verde y de la Cruz Roja recogen cuerpos de heridos y muertos. Una unidad de la Cruz Verde recogió el cadáver del estudiante Miguel Ángel Martínez y otra de la misma institución rescató a un estudiante de 17 años herido de gravedad. En el hospital Rubén Leñero había 12 estudiantes heridos de bala o por granadas; y 10 granaderos heridos por balas o quemaduras…

 

Los estudiantes del Politécnico realizan una asamblea relámpago en la Escuela de Ciencias Biológicas y trazan un plan de batalla. Un grupo de estudiantes que sale de la asamblea interceptan un jeep de la Policía Judicial. Lo voltean e incendian. El tiroteo es general. Las balas cruzan en todas direcciones.

Cientos de estudiantes toman unos 30 vehículos y los colocan en forma estratégica alrededor de las escuelas del IPN que se encuentran en el Casco de Santo Tomás. Además, abren zanjas, derriban postes, levantan adoquines y construyen barricadas con el fin de impedir que ingresen al área vehículos de los granaderos y de la policía.

 

Antonio Careaga, vendedor de ropa que se integró a las brigadas de la Vocacional 7, fue testigo de lo que sucedió hoy en esa escuela ubicada en Tlatelolco. Les comparto su testimonio:

“Llegaron seis camiones de granaderos –300 granaderos—a tomar la Vocacional 7 y las brigadas que andaban trabajando en Tlatelolco regresaron a la Vocacional a defenderla. Las señoras de la Unidad nos llevaron medias para hacer hondas. Los granaderos lanzaron bombas lacrimógenas. Entonces mi brigada y otros 50 muchachos nos salimos de la Vocacional y, rodeándola hasta quedar atrás de los granaderos, los atacamos. Corrieron para Manuel González, por donde venían cuatro camiones de estudiantes de la Vocacional 9 y el equipo de futbol americano der la misma. Cuando los muchachos de los camiones vieron que veníamos correteando a los granaderos se bajaron a ayudarnos y los del futbol que venían equipados se dedicaron a taclearlos. Les dimos en toda la madre a toditos. Cuando los golpeábamos nos pedían perdón: ‘Nosotros no tenemos la culpa. Tenemos que cumplir con nuestro trabajo’. Los desarmamos, les quitaos lo que traían. Desnudamos a diez de ellos. Los dejamos en puros calzones”.

 

Caricatura sobre la renuncia del rector.

Compañeros de la Escuela de Economía del Poli, informan que a las doce no hay  un solo detenido, los granaderos han agotado sus provisiones de armas, y han muerto dos de ellos. Se pusieron a disparar. Vieron granaderos disparando con pistola

Durante el enfrentamiento entre  granaderos y estudiantes de la vocacional 7 se suscitó un incidente grave. Un militar que andaba de civil, de apellido Urquiza, intentó llegar a su casa en Tlatelolco, y vio que unos granaderos golpeaban a su madre. El tipo sacó su pistola y mató a los dos granaderos de nombres  Julio Adame González, quien murió el mismo día, y Miguel Llamas González, quien murió en la madrugada del 24 de septiembre.

Los compañeros de la Voca 7 saben  que otra vez vendrán los granaderos. Se están preparando desde la mañana para enfrentarlos. Consideran que la represión no tiene posibilidades si es a través del enfrentamiento.

En la Vocacional 7, confeccionan bombas molotov y las suben a los techos de Tlatelolco. Han concurrido estudiantes de prácticamente todas las escuelas.

Aquí les dejo algunas fotos de las decenas de personas puestas en libertad después de la ocupación militar en CU de hace unos días. La mayoría recibida por sus familiares y amigos:

Comparto el boletín de prensa del Colegio de México sobre los ataques ocurridos esta madrugada en las instalaciones. Todavía se desconoce a los responsables: