Fernando Benítez

Director de La Cultura en México y profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Los días de la ignorancia.

Nadie ha reconocido que el movimiento estudiantil ha supuesto nuestra única posibilidad de verdadera renovación en cuarenta años, la única fuerza capaz de modificar la arterioesclerosis del PRI, de los líderes corruptos, la injusticia de reparto de la riqueza pública, la situación trágica de los campesinos y de los indios mexicanos…

Ahora ante el país se abren dos caminos: una nueva represión y quizás por ello mismo el reino absoluto del terror y la destrucción de todo lo ganado duramente en estos años; o más bien la reconstrucción integral de nuestra vida política y nuestra enseñanza superior.

Basta comparar las declaraciones de los diputados, de los llamados líderes obreros, de los políticos, de los conformistas a sueldo, con lo que han escrito y dicho los intelectuales agredidos para tener una idea de dónde está la inteligencia y la dignidad; y dónde el servilismo, la retórica vacía y el oportunismo.