Fidel Velázquez

Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México (CTM)

Ya no hay duda de que en los últimos acontecimientos han intervenido agentes extranjeros. Hoy aparecen en la prensa declaraciones del general Cárdenas, a quien el movimiento obrero considera un revolucionario sin tacha, no al que los comunistas han querido presentar de ser adicto a sus ideas. El general Cárdenas había sido inculpado de tener alguna relación en los acontecimientos, pero ahí están sus declaraciones señalando que el movimiento estudiantil es manejado por gentes extrañas a México.

El desalojo de los estudiantes de la Ciudad Universitaria fue una medida saludable, ya que el máximo centro de estudios recobró con esta medida su carácter de centro de enseñanza y dejó de ser un centro de agitación.

La renuncia con carácter irrevocable del rector Barros Sierra puede facilitar la solución de muchos problemas que confronta la Universidad.

El desalojo de los estudiantes de la Ciudad Universitaria fue una medida saludable, ya que el máximo centro de estudios recobró con esa medida su carácter de centro de enseñanza y dejó de ser un centro de agitación.

Hoy, ante la asamblea plenaria del Consejo Nacional Ordinario de la CTM:

“La situación política y el progreso alcanzado en el país no han sufrido deterioro alguno ni se han desviado de su cauce normal, a pesar de quienes tratan de trastornar el orden y la paz pública con movimientos subversivos, cuyas principales características han sido: la provocación, la violencia, el atraco, la diatriba, la calumnia, el ataque grosero y despiadado, así como la ofensa a la sociedad y a las más altas autoridades del país.

“El sector revolucionario se encuentra estrechamente unido, haciendo que el gobierno de la República resulte inconmovible, y la autoridad del Primer Magistrado de la Nación se encuentre más fortalecida que nunca”.