Marcelino García Barragán

Secretario de la Defensa Nacional

En conferencia de prensa, el secretario de Defensa declara:

El Ejército intervino en Tlatelolco a petición de la Policía para sofocar un tiroteo entre dos grupos de estudiantes.

El comandante responsable soy yo. No se decretará el estado de sitio. México es un país donde la libertad impera y seguirá imperando.

Hay militares y estudiantes muertos y heridos. Si aparecen más brotes de agitación actuaremos de la misma forma.

Los estudiantes aprehendidos están en calidad de detenidos y se les consignará.

Hago un llamado a los padres de familia para que controlen a sus hijos con el fin de evitarnos la pena de lamentar muertes de ambos lados; creo que los padres van a atender el llamado (…) No se continuará este tipo de problemas porque el Ejército los va a evitar.

El teniente coronel de Infantería Edmar Euroza Delgado remitió una carta para informar sobre las circunstancias en las que fue herido –“en cumplimiento de la misión encomendada”–  el general José Hernández Toledo, comandante del batallón de Fusileros y Paracaidistas que participó en las acciones de Tlatelolco.

General Herido. Foto: Ramón Guzmán. Biblioteca Francisco Xavier Clavigero. Archivo Fotográfico Heraldo Gutiérrez Vivó. Universidad Iberoamericana

Entre las 7 y 8 de la noche el general Crisóforo Mazón Pinedame pidió autorización para registrar los departamentos, desde donde todavía los francotiradores hacían fuego a las tropas. Se le autorizó el cateo.

Habían transcurrido unos 15 minutos cuando recibí un llamado telefónico del general Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial, quien me dijo: Mi general, yo establecí oficiales armados con metralletas para que dispararan contra los estudiantes, todos alcanzaron a salir de donde estaban, sólo quedan dos que no pudieron hacerlo, están vestidos de paisano, temo por sus vidas. ¿No quiere ordenar que se les respete?.

Le contesté que en esos momentos le ordenaría al General Mazón, cosa que hice inmediatamente. Pasarían 10 minutos cuando me informó el General Mazón que ya tenía en su poder a uno de los oficiales del Estado Mayor y que al interrogarlo contestó el citado oficial que tenían órdenes él y su compañero del Jefe del Estado Mayor Presidencial de disparar contra la multitud.

A partir de las 16:30 los agrupamientos quedarán situados de la siguiente forma:

Agrupamiento 1, en el Monumento a la Raza

Agrupamiento 2, sobre la calle Manuel González e Insurgentes Norte

Agrupamiento 3, en la estación de Buenavista (continuación de Aldama)

Este dispositivo obedece a la necesidad de cubrir las rutas que probablemente pudiera emplear el contingente civil concentrado en la Plaza de Las Tres Culturas, y que posteriormente pueda desplazarse hacia el Casco de Santo Tomás.

 

Terminamos el plan a las 2 de la tardes y lo tradujimos en órdenes a las 15:30. El capitán Careaga y sus hombres, faltando 20 minutos para las 4 de la tarde estaba acantonado en los Departamentos vacíos del edificio Chihuahua con órdenes de aprehender a Sócrates Amado Campos cuando estuviera al micrófono. Y a esa misma hora –las 15:40—el coronel Gómez Tagle estaba con su Batallón Olimpia con su dispositivo para tapar todas las salidas del edificio Chihuahua.

Cróquis militar 02-10-1968. Imagen tomada del libro Parte de Guerra. Tlatelolco 1968. Documentos del general Marcelino García Barragán. Los hechos y la historia. De Julio Scherer y Carlos Monsiváis. 1999

Ordené al general Castillo que, junto con el coronel Gómez Tagle y el capitán Careaga se fueran inmediatamente a reconocer los departamentos vacíos del edificio Chihuahua y estuvieran de regreso con las llaves a las 12:30. Así lo hicieron. Ordené poner centinelas con la Policía Militar, para que no dejaran subir a nadie, ni entrar sin mi permiso personal, para evitar alguna infiltración e indiscreción. Se cumplió al pie de la letra. En mi despacho ordené traer sándwiches y refrescos. Desayunamos y comimos. Mi plan era aprehender a los cabecillas del movimiento, sin muertos ni heridos.

Teniéndose conocimiento de que iba a celebrarse un mitin en la Plaza de las Tres Culturas y que en él se exhortaría a los asistentes para marchar al Casco de Santo Tomás y tratar de apoderarse de la citada instalación, desalojando a las tropas que la ocupaban; como tal decisión amenazaba con llegar a una situación grave, dispuse que la 2/a Brigada de Infantería reforzada montara la Operación “Galeana” al mando del general de brigada Crisóforo Mazón Pineda.

Su misión: Por medio del convencimiento impedir que los concurrentes al mitin se trasladen al Casco de Santo Tomás y aprehender y entregar a la Policía Preventiva a los elementos subversivos.

Sólo en el caso de que el Ejército sea agredido con armas de fuego, se hará frente a la situación contestando con armas de fuego, poniendo especial cuidado en ordenar que se batan directa y únicamente los lugares de donde éste provenga, para que en lo posible se eviten desgracias en personal inocente.

Aquí una parte del informe:

 

 

Estaba en mi despacho de la Secretaría de la Defensa. Llevaba ahí varios días durmiendo. Junto con mi Estado Mayor, mi secretario particular y ayudantes planeábamos la forma de terminar con el movimiento estudiantil. En esos momentos llegó el capitán Fernando Gutiérrez Barrios, director de la Federal de Seguridad. Escuché sus informes. Pregunté al capitán Gutiérrez Barrios: ¿podremos encontrar en el edificio Chihuahua algunos departamentos vacíos, dónde meter una compañía?. Gutiérrez Barrios me contestó: “Déjeme ver”. Tomó el teléfono y habló con el general Luis Gutiérrez Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial. Me pasó el auricular. Le dije a Oropeza que me consiguiera para antes de las dos de la tarde los departamentos que pudiera para meter una compañía. En media hora tenía conseguidos tres departamentos vacíos a mi disposición: uno en el tercer piso y dos en el cuarto piso.

Se recibieron órdenes de apresar a los líderes sin tener que “echar balazos”. Se dispuso de un plan consistente en tres partes:

1) la Operación Galeana, una maniobra envolvente para que miles de soldados dispersen a los manifestantes del mitin de hoy en la Plaza de las Tres Culturas.

2) El despliegue de un destacamento especial de 110 elementos del Batallón Olimpia, cuya única misión es apresar a los líderes; y

3) Destacamentos militares en todo el país preparados para sofocar cualquier protesta.

 

La Secretaría de la Defensa Nacional sólo espera órdenes para desocupar la Ciudad Universitaria; de ser así, bastarían diez minutos para que no quede en ese sitio un solo soldado.

La Sedena no tiene ningún interés en permanecer en dicho sitio, ya que esta situación afecta el prestigio de la propia institución, así como de la Universidad.

Las Fuerzas Militares hicieron algunas aprehensiones consignando a los detenidos a las autoridades competentes, entregándose también un arsenal que se encontraba en el casco de Santo Tomás, consistente en armas de fuego, bombas de tipo casero, propaganda subversiva, municiones y otros materiales.

En esta ocasión tampoco se dispararon armas de fuego por parte de las fuerzas del Ejército, a pesar de que durante la ocupación de los edificios ocurrieron algunos tiroteos por parte de los estudiantes. También es de hacerse notar que un grupo de individuos disparó contra las fuerzas desde un edificio fuera del área escolar, hirieron personal de la policía y civiles.

La ocupación de edificios del IPN, aprehensión y consignación de elementos subversivos y restablecimiento del orden quedaron terminados a las 07:00 horas.

La idea de la maniobra militar para ocupar la Unidad Zacatenco y el Casco de Santo Tomás:

En un primer tiempo, el destacamento militar íntegro ocupará las instalaciones localizadas en Zacatenco, por medio de una acción simultánea de ocupación de puntos críticos (edificios y áreas más importantes) por parte del Ejército. Y con patrullas de la Policía, taponar los accesos al área.

En un segundo tiempo y con los elementos disponibles del Destacamento Militar, efectuar similar maniobra en el Casco de Santo Tomás.

 

Misión del Destacamento Militar.

a.- Ocupación de instalaciones del IPN en Zacatenco y Santo Tomás.

b.- Captura de elementos subversivos que se encuentren dentro de las citadas instalaciones y su consignación a las autoridades civiles correspondientes.

c.- Solamente en el caso de que el Ejército sea agredido con armas de fuego, se hará frente a la situación contestando con armas de fuego, poniendo especial cuidado en ordenar se batan directa y únicamente los lugares de donde éste provenga, para que en lo posible se eviten desgracias en personal inocente.

d.- Custodiar los alojamientos culturales hasta nueva orden.

e.- Dar seguridad con patrullas móviles al área que circunde los planteles ocupados.

f.- Por órdenes de esta Secretaría de la Defensa Nacional, entregar a las autoridades civiles que se señalen, los edificios o áreas ocupadas por el Ejército.

Soldados en el portal de Morelos

En la madrugada acudieron elementos del Ejército a Tlatelolco haciendo únicamente acto de presencia, patrullando la zona estudiantil y edificios aledaños, retirándose a las 11 horas.

El Ejército está dispuesto a devolver las instalaciones universitarias a sus legítimas autoridades; sólo espera que no haya desórdenes. La Secretaría de la Defensa enviará tropas a los lugares donde sea necesaria su presencia.

 

Idea de maniobra de la ocupación militar de Ciudad Universitaria:

Ejecutar una acción de envolvimiento para aislar CU, taponando las salidas a toda persona a pie o en vehículo y al mismo tiempo convertirse en la reserva general del Destacamento Militar “Restauración”.

Informe sobre la misión del Destacamento Militar que ocupará Ciudad Universitaria:

a.- Ocupar la Ciudad Universitaria a partir de la hora H (22 horas) del día D (18 de septiembre), capturando a los agitadores del Comité de Huelga que han estado tratando de subvertir el orden constitucional, poniéndolos a disposición de las autoridades civiles competentes

b.- Solamente en el caso de que el Ejército sea agredido con armas de fuegos, se hará frente a la situación contestando con armas de fuego, poniendo especial cuidado en ordenar se batan directa y únicamente los lugares donde éste provenga para que en lo posible se eviten desgracias en personal inocente.

c.- Custodiar los alojamientos culturales hasta nueva orden

d.-Dar seguridad con patrullas móviles al área que circunde los planteles ocupados

f.- Entregar a las autoridades civiles que se señalen los edificios o áreas ocupadas por el Ejército.

Envíe una carta al presidente de la República invocando el derecho de petición para lograr el diálogo público, gobernación responde así:

“El artículo octavo constitucional que usted invoca, establece la forma en que ha de ejercerse el derecho de petición y en que las autoridades han de cumplir sus obligaciones correlativas. Peticionarios y funcionarios debemos atenernos a dicho precepto. Las dependencias de Gobierno Federal, de acuerdo con sus respectivas competencias legales, están en disposición de resolver, conforme un derecho, las demandas concretas que se les formulen. El diálogo público puede legalmente realizarse en términos del propio mandato constitucional, si a las peticiones escritas y a los acuerdos, también escritos, que dicten las autoridades, se les de difusión pública.”

 

El reporte de la marcha:

Hoy, a las 17:35 se inició una marcha estudiantil en el Museo Nacional de Antropología e Historia, con efectivo aproximado de 10 mil participantes, desplazándose por Paseo de la Reforma-Avenida Juárez-5 de mayo y Zócalo, en donde realizaron un mitin y se dispersaron posteriormente.

Se ordenó a la Brigada de Infantería enviar una compañía de esa unidad a Palacio Nacional y que permanezca en ese lugar en refuerzo hasta nueva orden.

En estado de alerta permanece en sus alojamientos el grueso de las tropas.

Un presidente no puede dar de baja a sus colaboradores porque se lo exija un reducido sector de la población. Esta actitud no se funda en consideraciones de vanidad personal, sino que responde a la necesidad imperiosa de mantener íntegramente el principio de autoridad, de cuyo respeto depende en gran parte la buena marcha de la administración pública del país.

A las 15:30 en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, inició un mitin estudiantil, que fue disuelto por personal de Paracaidistas, el cual arribó a las 15:40.

Los efectivos militares conminaron a los estudiantes a retirarse del lugar “porque su conducta alteraba el orden y se apartaba de los lineamientos de reclamación constitucional”.

La agitación en la capital está totalmente dominada. En todo el país reina completa calma. El Ejército apoya plenamente al presidente Díaz Ordaz. No hay ningún detenido en el Campo Militar número 1, ni heridos en el Hospital Militar. Tampoco se ha planeado que el Ejército tome posesión de las escuelas del Politécnico o de la Universidad.

A estas horas se han quedado aproximadamente 4 mil estudiantes en el Zócalo para hacer guardia, lo cual es un acto ilegal y origina trastornos al resto de la población.