12 de octubre

En la reunión que tuvo lugar en la casa de Alberto Camberos, director de la Vocacional 2, el coronel  Manuel Díaz Escobar, subdirector de Servicios Generales del DDF, propuso los líderes de la FNET el siguiente plan para atacar al Movimiento Estudiantil:

“–Atacar a balazos las principales escuelas del IPN ligadas a esos hijos de la chingada. ¿Cuáles son las escuelas más fuertes?

–ESIME, Economía, Ciencias Biológicas y Fisicomatemáticas.

–Correcto. El plan será este: el sábado a las ocho de la noche nos reuniremos frente al árbol de la noche triste. Ustedes vestirán de azul marino y nuestra gente va a portar en el brazo un listón rojo. Estará lista para obedecer lo que ustedes ordenen. A las 8:15 pasarán frente a ustedes dos camiones manejados por guardias presidenciales, que llevarán armas, pistolas y metralletas sobre la plataforma. Los camiones no se van a detener, sin embargo, avanzarán lentamente para que ustedes puedan abordarlos. Una vez arriba, ustedes toman a discreción las armas, que ya irán debidamente cargadas, y los vehículos se dirigirán a donde ustedes indiquen. A llegar deberán decir dónde se concentran los huelguistas. Lo demás corre por cuenta de ellos. ¿Alguna pregunta?

–¿Se trata de matarlos?

–Vaya pendejada ¿para qué cree usted que son las armas? ¿Para hacerles caricias a las muchachas?

–Disculpe…

–Pero entonces -terció alguien más-  nos meterán a la cárcel.

–Eso no va pasar. Nosotros les daremos protección. Por eso no se preocupen”.