12 de octubre

Cien mil personas participan en la fiesta de inicio de las Olimpiadas, y millones la siguen a través de la televisión en casi todo el país.

Ninguna protesta, ningún recuerdo de las víctimas.

Es la fiesta, se dice, de la juventud.